8182628250

©2019 por Esclavo de tu negocio. Creada con Wix.com

  • Victor Salgado

¿TE HAN VISTO LA CARA DE...?

Estoy súper enojado, ese  (“··$%@¬÷∞)  me vio la cara de  (·$#@¬÷÷“%$”·$”)


¿Has escuchado o dicho esto?


A mi en lo personal, este podría ser uno de los peores sentimientos que hay, me vieron la cara, y creo que la mayoría de las personas podrían estar de acuerdo conmigo.

Sentirme engañado y abusado porque confíe en alguien y me dio la cuchillada por la espalda, es lo peor.


Podríamos definirlo como a ser engañado: hubo una promesa, compromiso o acuerdo que después se rompe o no se cumple.


Y dentro de la gama de compromisos que no se cumplen, pensemos en 2 categorías:

Un compromiso formal, con contrato y firmas.Un compromiso de buena fe, hablado, por email, o por escrito pero sin contrato.


En cualquiera de las dos podríamos ser engañados, sin embargo en la primera podemos defendernos legalmente, en la segunda, francamente NO.


Además por otro lado, ni de chiste podríamos estar haciendo contratos para cualquier acuerdo que realizamos en el día a día.


Así que enfoquémonos en aquellos de buena fe.


Para mi lo interesante es la siguiente paradoja.


TODOS HEMOS SIDO ENGAÑADOS, Y TODOS HEMOS TENIDO QUIEN NOS ACUSE DE ENGAÑADORES.


A todos nos ha tocado atender a clientes, empleados, compañeros de trabajo etc. que se han sentido engañados por algo que hiciste o dejaste de hacer.


Y a todos nos ha tocado sentirnos engañados por algo que alguien hizo o dejo de hacer.


Y esta es la gran paradoja porque cuando nos acusan, decimos: “No, ni de chiste, ella me entendió mal, yo jamás le prometí eso”, pero cuando nos pasa a nosotros entonces si: “Mendiga gente abusiva”


Y no solo te pasa a ti, le podemos preguntar a TODOS y no creo que haya alguien que día, si, la verdad es que sí, el vendedor me dijo toda la verdad, y fui yo el que entendió mal.


Así que podríamos concluir que este es un caso anti-salomónico, es imposible que lo veamos con objetividad una vez que ya pasó.


Para ilustrarlo:

Esto es lo que escuchó una señora cuando un vendedor le vendió una aspiradora nueva:

“Señora le vengo a ofrecer gratis la aspiradora Nimbus Wachumara, tiene garantía de por vida, usted no se preocupe, llévesela hoy y páguela cuando pueda y quiera.”


A lo que la señora, simplemente dijo: “¡La quiero!”


Pasan 3 meses la aspiradora se descompone y ella va a que la hagan valida su garantía, sin embargo en el centro de servicio le dicen que no procede porque se rompió la vasija y no es una parte móvil.


¿Te imaginas? La señora esta francamente enojada, “¿Pues que se creen? ¡Mentirosos! ¡Ah pero hay un Dios que todo lo ve! ¡Ya verán no la he pagado, y no pienso pagarla! ¡Para que se les quite! ¡Abusivos!


Después de varios meses de negarse a hacer el pago, el despacho de cobranza empieza a utilizar sus tácticas terroristas y la pobre señora ahora se siente robada y des protegida, y por supuesto que sólo habla pestes y mugres del vendedor y de la compañía.


¿Hasta aquí vamos bien?


Estaremos de acuerdo que en efecto abusaron de la pobre señora, ¿Cierto?


Cualquiera podría estar de acuerdo con ella, inclusive los posibles próximos compradores de esa aspiradora, si a esto le agregas el Facebook o Youtube podríamos estar hablando de una venganza en gran escala.


Y la verdad quién la culparía, todos podríamos decir que a la señora le vieron la cara y el vendedor Y la compañía son unos abusivos.


Te doy el otro lado de la moneda, esto es lo que realmente le dijeron a la señora cuando le vendieron su aspiradora:

“Señora como esta le vengo a ofrecer la nueva aspiradora Nimbus 2000, es la mas completa de su clase, ¡Podría aspirar hasta un elefante! ¿Imagínese todo lo que se ahorrará en tiempo barriendo su casa?, además viene con una garantía de por vida en sus partes móviles, que como podrá ver son muy pocas, y por introducción usted se la puede llevar hoy y pagarla hasta el año siguiente en cómodos pagos mensuales!


¿Que paso?


¿Ahora que crees de la señora y el vendedor?


Cuando a ti te han acusado de abusivo...


¿Realmente has sido abusivo con tus clientes?, o ¿Nomas te entendieron mal?


Desde mi punto de vista la mayoría de las veces se trata de malos entendidos, de expectativas que se crean y que luego no se cumplen.


Alguien podría decirme, “Por eso Víctor, pero esa no es mi chamba, ya parece que le voy a tener que estar explicando a cada quien cada una de las cosas que dije, o peor andar haciendo contratos para cada uno de los acuerdos a los que llegamos”.


De acuerdo contigo.


Sin embargo, si TU no te encargas de dejar una expectativa correcta con tus empleados o tus clientes, lo que nos puede pasar es que tengamos un montón de señoras engañadas y todos sus amigos y amigas igualmente enojados, o peor aún empleados.


Ahora, realmente no es tan complicado dejar expectativas correctas, ¿Cuantas veces les preguntas, ¿Me podría decir que fue lo que entendió? para saber QUE FUE LO QUE ENTENDIÓ?


En otras palabras:

Vendedor:

Te ofrezco un sistema que te permite monitorear a tus clientes y prospectos para puedas dar un mejor seguimiento y así aumentar las ventas, te garantizo que podrás mejorar tu conversión.


Por favor, para evitar confusiones, quiero ver si me explique bien, ¿Qué fue lo que entendiste?


Cliente:

Que tienes un sistema que me da ventas garantizadas.


Vendedor:

Ah, muy bien, SI PERO NO...



Atte: Víctor Salgado



3 vistas