8182628250

©2019 por Esclavo de tu negocio. Creada con Wix.com

  • Victor Salgado

¡Te reto a jugar Boliche... a ciegas!

No recuerdo en que libro lo leí, pero el ejemplo que les voy a comentar se me hizo sumamente poderoso para entender el grado de confusión que puede tener el equipo que tienes a tu cargo.


Imagínate que estas jugando boliche, el objetivo es derribar la mayor cantidad de pinos ¿cierto?


Ahora imagínate que (en lugar de tener los ojos vendados) entre tu y los pinos, exactamente a la mitad de la "pista", existe una cortina que permite que la bola pase, pero no permite que tu veas cuantos pinos tiras o no.


Por lo tanto no sabes como te fue en cada jugada, y no sabes como vas con tu marcador total, a ti sólo te toca tirar los pinos, pero ¡NO SABES SI LO ESTAS HACIENDO BIEN O NO!


Ahora pongámosle más pimienta al asunto, el jefe del equipo SI puede ver los pinos, y si sabe cuántos tiras cada vez que es tu turno.


Para hacerlo más interesante, este jefe es de esos jefes fantásticos que todos quisiéramos tener de nuevo alguna vez en nuestras vidas, pues se acuerda de ti sólo cuando las cosas van mal.


Así mismo cada que tiras un mal tiro (recordando que tu no sabes que tiraste) tu jefe se acerca y te recuerda lo malo que eres, te empieza a regañar y te llama la atención preguntándote por que no te pones la camiseta del equipo, por que no estas ahí con ellos, por que no eres un jugador de equipo, por que tiene que estar llamándote la atención a cada momento, por que demonios no mejor le das oportunidad a alguien más de que lo haga, ya que ¡Tú no puedes! ¡Eres un inútil!Sobra decir que más de uno le hubiéramos aventado la bola de boliche en la cabeza y nos hubiéramos ido de ahí sin voltear atrás, ¿No es cierto?


¿Cómo es posible que podamos hacer un buen trabajo si esta la cortina ahí y no vemos que es lo que estamos haciendo?, y lo único que sé es que cuando algo salió mal, el jefe viene a regañarme, pero ¡Nunca me viene a felicitar! Y honestamente ya no sabemos si es que alguna ves hemos hecho bien las cosas o no.


Te imaginas trabajar así todos los días de tu vida?


Imagínate otra vez.


Un gran número de empleados en empresas grandes y pequeñas están exactamente en esa situación, no saben a ciencia cierta que es lo que se espera de ellos, lo que si saben es que cuando la riegan (cabe mencionar que no saben cuando la riegan y cuando no, por que simplemente no saben que pasa detrás de la cortina) llega el jefe y los regaña como si no hubiera mañana.¿Qué crees que empiezan a hacer estos empleados? que por cierto, no son nada tontos.


Dejan de hacer las cosas por iniciativa propia, y empiezan a preguntarle todo al jefe Todo de todo.


Cuando se disponen a tirar la bola de boliche, se detienen y le preguntan a su jefe, ¿Así estoy bien parado?, ¿Esta es la bola correcta? ¿Quiere que la tire rápido o la tiro lento, jefecito? ¿Prefiere que la tire por el centro o por otro lado?.


Claro, ¡De que otra manera podrían hacerlo!


Al menos, si en cada uno de los pasos el jefe fue el que decidió, ¡El resultado no importará!, ¡Pues no habrá sido su culpa!, ¡Fue el jefe el que tomo la decisión! Él les dijo como, cuando, en donde y porque!


El empleado simplemente hizo, ¡Lo que el jefe le dijo que hiciera!


Muy obvio ¿No?


Este jefe, probablemente pueda trabajar así, APAGANDO FUEGOS, durante un tiempo, pero no podrá todo el tiempo, y menos si tiene más de 3 personas en su equipo.


¿Imagínate a un jefe con 10 personas a su cargo? Se vuelve loca(o).


Si tu como dueño, director, ejecutivo, te la pasas apagando fuegos, es por que tu equipo no alcanza a ver el marcador, y te esta cargando todo el trabajo a ti, pues no se quieren arriesgar a que venga un regaño quien sabe por que.


Esta de sobra decir que si nos la pasamos apagando fuegos, no tenemos tiempo para hacer la chamba que realmente importa, o ¿Podríamos decir que nuestro trabajo es el de apaga-fuegos?


NO, nuestro trabajo tiene que ver con cosas ¡Menos operativas y más estratégicas!


¿Y como hacerle?


DEJA QUE TU EQUIPO VEA EL MARCADOR


Si no hay marcador, hazles uno.


Estos son los famosos indicadores de desempeño, y a ti te corresponde hacer que los entiendan, sepan como llegar a su meta y monitorearlos.


Hazlo y verás como empiezan cada ves menos a llamarte para preguntarte como deberían e hacer esto o el otro.


¡Feliz fin de semana!


Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.


Sinceramente,

Victor Salgado.




4 vistas